Alec Garrard, de 78 años, ha dedicado 33.000 horas en la construcción del antiguo templo, que mide 20 pies por 12 pies. El pensionista personalmente, y a mano pinto y horneo todos los ladrillos de arcilla y tejas, e incluso esculpio 4000 pequeñas figuras humanas para rellenar los patios.

Los expertos que lo han visto creen que el modelo histórico es la mejor representación en el mundo del templo de jerusalem, y ha atraído a miles de visitantes de todo el mundo.
Pero el señor Garrard, quien inició el proyecto y lo continúa desde hace 40 años, dice que su obra no estará terminada en el término de su vida.

“Siempre me han gustado los modelos, y como me estaba haciendo mayor me puse a pensar en hacer un proyecto grande que me dedicase hasta el final de mi vida” dice.

“Tengo un interés en los edificios y la religión, así que pensé que tal vez podría combinar los dos y se me ocurrió la idea de hacer el templo.

“Yo había visto uno o dos ejemplos de ello en las exposiciones bíblicas, pero pensé que no eran lo suficientemente buenas y sabía que yo podía hacerlo mejor.

“He estado trabajando en él durante décadas, pero todavia no terminó, y como siempre estoy encontrando algo nuevo que añadir.”

El señor Garrard, de Norfolk, pasó más de tres años a investigar el templo, que fue destruido por los romanos hace 2000 años y considerado como uno de los edificios más notables de la antigüedad.

Entonces comenzó a construir la maqueta a escala 1:100, que ahora alberga en un edificio en su jardín trasero.

“Todo está hecho a mano. Corté marcos de madera para las paredes y edificios, y todos los ladrillos de arcilla y tejas se cocieron en el horno a continuación las pegue”, dijo.

El señor Garrard esculpio y pinto 4.000 figuras, que miden apenas un centímetro y medio y todos vestidos con sus trajes correctos.

Los visitantes vienen de todas partes del mundo para ver el modelo y el Sr. Garrard ofrece unos prismáticos para que puedan ver todos los detalles.

“Conozco personalmente a todos los principales arqueólogos de Jerusalén y he tenido la visita de expertos del Museo Británico”, dice.

He recibido muchas ofertas, pero esto no esta a la venta.

El templo estaba ubicado en lo que hoy se conoce como el Monte Moriah (o the Dome of the Rock).